Ajustar el muelle cierra puerta del portal

Ajustar el muelle cierra puerta del portal para evitar los portazos o que se quede abierta

Ajustar el muelle cierra puerta del portal para evitar los portazos o que se quede abierta: “La puerta del portal da portazos”. “La puerta del portal no se queda cerrada”; así comienza un problema que en algunas comunidades se puede alargar en el tiempo  al no responsabilizarse ningún vecino de remediar esta molesta situación y, que también, puede dañar la cerradura, los cristales o la pared donde esta cogido el marco de la puerta.

¿Cómo ajustar el muelle cierra puerta del portal?

Para ajustar el muelle cierra puerta del portal, la mayoría de ellos llevan una válvula hidráulica cargada con un líquido a presión que controla el movimiento de la puerta. Cuando se desajuste la presión del líquido, cosa que ocurre normalmente con los cambios de la temperatura ambiente: en verano el líquido se dilata  haciendo que la puerta se desplace más rápido dando un portazo. En invierno, ocurre lo contrario y la puerta no llegue a cerrar.
Para regular la velocidad de cierre de la puerta, el muelle tiene en un costado 1 o 2 tornillos, dependiendo del modelo, -ver fotos-

Ajustar el muelle cierra puerta del portal Ajustar el muelle cierra puerta del portal que son los que hay que manipular para regular la velocidad. Cuando el muelle sólo tiene un tornillo éste es el encargado de todo el movimiento. Si tiene dos (A y B), el primero  regula la velocidad, dependiendo de la necesidad, a la que debe cerrar la puerta dejándola a unos 20 centímetros aprox. antes de su cierre total. El segundo es el encargado de la velocidad de golpe con el que la puerta se va a terminar de cerrar.

 

     Ajustar muelle cierra puerta del portal con dos tornillos
Ajustar el muelle cierra puerta del portal
Para manipular estos tornillos se utiliza un destornillador de punta plana  de pequeño tamaño (destornillador de carrocero) o una moneda si el hueco que hay es reducido; los tornillos se deben girar a cuartos de vuelta para que se note el efecto, a la derecha si queremos menos velocidad  de cierre y, a la izquierda, si quiere más velocidad. Si no responde al girar los tornillos o pierde liquido es que esta roto y habrá que cambiarlo.

Hay un modelo de muelle que lleva una rueda dentada, justo donde se articula el brazo con el cuerpo del mecanismo (foto), este vienen acompañado con una llave especial para poder tensar o destensar el aparato. Para manipularlo hay que meter la llave entre los dientes de la rueda  para que quede bloqueada y mantenga la tensión que tiene; a continuación saque el perno que la retiene. Cuando queda libre se tensa haciendo avanzar uno o dos dientes y se coloca el perno para frenar la rueda. Con esta operación conseguirá que la puerta cierre con más velocidad.

Para terminar, le dejo con un buen consejo:

“No se maree, no de más vueltas… La mejor web de consulta para el bricolaje de mantenimiento y los montajes de su casa es: www.bricolajedecabecera.es.

Jorge M. Técnico de mantenimiento

 

MÁS DE 100 VÍDEOS Y UN MONTÓN DE ARTÍCULOS PARA AYUDARTE A REPARAR LAS AVERÍAS DE CASA


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *