Información Útil

Las gotas de la discordia

Urinario de pared

En veinte tantos años, y los que me quedan, que llevo entrando a los cuartos de baño para reparar cisterna, grifos, desagües, etc., una   escena que se me ha repetido en todo este tiempo es la siguiente:  estoy con la llave inglesa todo liado y una señora  desde el quicio de la puerta me cuenta lo guarros que somos los hombres a la hora de orinar, ”que lo dejamos todo perdido“, “que da asco entrar al servicio” etc.  A mi se me ocurre una idea que se podía aplicar, sobre todo en los países latinos en la que tanta resistencia tenemos los tíos a sentarnos  en el retrete para mear, y que va dirigida a los profesionales que toman parte en la construcción de los edificios y por extensión para todos aquellos que tienen planeado reformar el cuarto de aseo; la idea sería poner un retrete con la talla XXL para poder atinar con más facilidad… es broma. Y ya hablando en serio, la solución sería simple, basta con poner un urinario de pared en los cuartos de baño y un poco de atención por parte de algunos usuariosasí quedaría zanjado el problema de los charquitos  tan feos  y el mal olor que producen. Y si me lo permiten, hoy que estoy generoso, les voy a dar otro par de ideas: la primera es hacer cuartos de aseo con una ventana para que tengan buena ventilación y evitar las condensaciones que dan lugar a esos antiestéticos hongos. Y por último, instalar un grifo de pie o de pedal, como el que tienen en las pescaderías, adaptado a las cocinas de nuestras casas lo que supondría un notable ahorro de agua y una mayor higiene.

 

Bueno, a la espera de estas ideas no caigan en saco roto, me despido de ustedes hasta la próxima.

 

Jorge Martínez. Técnico de mantenimiento.


 

 

           MÁS DE 100 VÍDEOS Y UN MONTÓN DE ARTÍCULOS PARA AYUDARTE A REPARAR LAS AVERÍAS DE CASA
      




Comentarios
En mi casa somos cinco hermanos yo soy la única chica, y no te puedes imaginar la guerra que tengo con este tema. Ah, las recomendaciones son muy buenas
Paloma
Muy bueno, ojala le hicieran caso más de uno. Un saludo
Olmo