Reparar pantallas de tubos fluorescentes, esquema del circuito

Reparar pantallas de tubos fluorescentes, esquema del circuito

Reparar pantallas de tubos fluorescentes, esquema del circuito. Las pantallas de tubos fluorescentes es un sistema de iluminación de bajo consumo, económico y de fácil reparación. Además, puede encontrar tubos con distintas calidades de luz desde una intensidad fuerte -luz fría- a otros con luz más cálidas – amarilla-.

REPARACIÓN DE LOS EQUIPOS DE TUBOS FLUORESCENTES

Vídeos relacionados
> Reparar y manipular pantallas de tubos fluorescentes
> Cambiar el cebador de un fluorescente

Primero hay que tener en cuenta es que el tubo, el cebador y la reactancia, tienen que tener los mismos vatios. Cuando el tubo no luce y ha descartado una avería en el interruptor o en la llegada de corriente en la cocina, el fallo lo busca en uno de estos cuatro elementos: tubo, cebador, porta tubos y la reactancia . Siendo los pasos a dar los siguientes:

1º) Si el tubo tiene las puntas negras, esta agotado y hay que cambiarlo.

2º) Si el tubo no luce y el cebador no da destellos al darle al interruptor, puede ocurrir que el tubo o el cebador estén mal puestos y no hacen buen contacto. Gire el tubo y el cebador hasta que encajen bien y hagan un buen contacto – cuarto de vuelta-.

3º) Si seguimos sin luz, puede ocurrir que las laminillas de contacto de los porta tubos hallan perdido elasticidad abriéndose hacia fuera y no hagan contacto; esto lo puede solucionar (cortar la luz), de forma provisional, con un destornillador de punta fina que se mete detrás de las mismas presionándolas hacia dentro, una y la otra, para que se junten un poco y las puntas del tubo puedan hacer contacto. Hay que sustituir los porta tubos por otros nuevos lo antes posible.

4º) Si después de hecho lo anterior y cambiadas las piezas – porta tubos, tubo y cebador – el tubo sigue sin dar luz, entonces hay que cambiar la reactancia que no da paso a la corriente (para descartar, pida al profesional que lo atienda en la eléctrica que lo compruebe). Los cambios hay que hacerlos volviendo a poner los hilos en el mismo lugar que ocupaba en las piezas que se han cambiado.

En las pantallas con cuatro o seis tubos de 20 W.,hay una reactancia de 40 W. por cada dos tubos y tienen el inconveniente de que cuando uno de ellos deja de funcionar el otro tampoco luce.

                                                ESQUEMA DEL CIRCUITO CON UNO Y DOS TUBOS

Un aspecto a tener en cuenta es que el tubo contiene en su interior un gas tóxico (vapor de mercurio) que le obliga a manipularlos con cuidado y en el caso de que se rompa habrá que salir de la habitación y ventilar durante 15 minutos. Otros datos de interés que hay que saber son:
> Cuando los extremos del tubo se pongan negros (puntas negras) es que su vida se esta agotando y la luz pierde calidad. No hay que esperar a que se agote completamente para cambiarlos. Son baratos.
> Llevarlos a un punto de recogida (tiendas de material eléctrico) para  reciclar.
> Si se encuentran en la cocina, y no está protegidos con una pantalla, hay que limpiar cada cierto tiempo la grasa que se le pega que va a disminuir la cantidad de luz que dan.
También hay equipos de fluorescentes que no tienen cebador y en lugar de llevar reactancia  y cebador, levan un aparato llamado balastro. Duran menos que los anteriores y las reparaciones son más caras y más complicadas a la hora de conseguir un balastro que se ha roto.

Jorge Martínez. Técnico de mantenimiento.

MÁS DE 100 VÍDEOS Y UN MONTÓN DE ARTÍCULOS PARA AYUDARTE A REPARAR LAS AVERÍAS DE CASA


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *