actuar-ante-las-reparaciones-urgentes

Cómo actuar ante las reparaciones urgentes. Reacionar con sentido común para no llevarse un mal trago

Actuar ante las reparaciones urgentes. Esta es una situación que va a padecer una o dos veces al cabo de su vida.El problema está  en saber cómo reaccionar desde que se inicia la avería hasta que llega el profesional para su reparación; durante ese tiempo es cuando hay que actuar con sensatez para que le dé tiempo a pensar que camino va a tomar. Le voy a asesorar para que reaccione con algo de conocimiento ante el problema y no pase un mal rato o cometa el fallo de llamar al primero que pille llevándose una mala experiencia o que le ocurra el famoso mantra: “esta avería no la cubre su seguro”. Bueno, vamos con el del asunto del meollo.

# Rotura o perforación de una tubería de agua potable.
Lo primero que hay que hacer es tapar el chorro que sale presionado fuerte con un trapo o una bolsa de plástico mientras otra persona cierra la llave general. Lo siguiente es ver si la tubería rota es de agua fría o caliente; en la cocina o en el cuarto de baño existen llaves de corte para los dos tipos de aguas (suelen estar cerca de la puerta o debajo del fregadero). Si es así, cierre la llave que corresponda al circuito averiado y se sigua funcionado con el que no tiene el problema. Si la instalación es antigua y no tiene estas llaves puede hacer dos cosas: si la avería esta en el circuito de agua caliente, puede cerrar la llave que tiene el calentador situada en la toma por donde le entra el agua, y seguir funcionando con la fría. Si la avería esta en el circuito de fría, no tendrá más remedio que cerrar la general.

# Atranque en el fregadero o el lavabo
Aquí el problema es cuando el agua se queda estancada impidiendo que se pueda utilizar el fregadero. En este caso, para que se pueda apañar hasta que solucione el problema, haga esta sencilla maniobra: ponga un cubo debajo del sifón y desenrosque la  tapa –registro- que tiene el sifón en su base. Por esta abertura saldrá el agua estancada. Vacié  el cubo y lo pone de nuevo debajo del sifón, ya podrá usar el fregadero con un chorro de agua pequeño del grifo para que tarde en llenarse el cubo.

# Una fuga en la cisterna
Aquí además del derroche de agua, que lo pagará en su próxima factura, está el ruidito que produce la fuga y que le puede fastidiar el sueño por la noche. Para paliar el problema, no es necesario que abra la cisterna y toque dentro. Le recomiendo que haga lo siguiente: cierre por la noche la llave de corte del latiguillo que alimenta la cisterna que está en la toma de la pared. Si no funciona o no hay llave, busque si el cuarto tiene llaves de corte para el agua fría y la caliente, y cierre la de la fría. Seguirá teniendo el agua caliente en los otros sanitarios. Si tampoco tiene estas llaves, corte la general.

# Un apagón general en una vivienda
Aquí lo importante es saber si la causa de la vería está en la propia vivienda  o en el cuarto de contadores. Para determinarlo, vaya al cuadro de maniobras eléctrico que hay a la entrada de la vivienda y levante las palancas, si están bajadas, de todos los aparatos. Después pulse el botón que lleva el diferencial (este mecanismo del cuadro además de la palanca de reenganche tiene un botón) si se baja la palanca, es señal de que llega corriente al cuadro y la avería esta dentro de la casa. Ya lo que queda es determinar si esta en un aparato o en una lámpara. Desconecta el elemento conflictivo y puede  seguir funcionado.
Si al apretar el botón del diferencial, no baja la palanca, la avería se va a encontrar en el cuarto de contadores donde se ha fundido un fusible. Para solucionar el problema – si tiene claro lo que hay que hacer sino eche mano de algún vecino que tenga experiencia en esta maniobra-,  busque en las etiquetas que tienen los contadores o los fusibles el de su piso y cámbielos por otros iguales. Antes de hacerlo es fundamental que todas las palancas de los aparatos del cuadro estén bajadas para evitar que haya tiro de corriente desde la vivienda y se produzca un chispazo al poner los fusible nuevos.

 # Quedarse con la puerta cerrada sin llaves
Aquí es importante mantener la calma y respirar hondo antes de que se le vaya a la olla y cometa una tontería. Le recomiendo que actué de la siguiente manera: haga una foto de la de la parte exterior de la cerradura, después seleccione los profesionales que va a llamar, al menos tres, y pase de los que van de parte de una empresa intermediaria,  merece la pena para el bolsillo. Cuando se ponga en contacto, no transmita sensación de agobio ni de urgencia, mantenga la calma. Le manda la foto y dice si los pestillos están echados o no. Informarse de que técnica utiliza para abrir, si rompe o es limpio. Finalmente, cuando todo esté claro, pregunte que cobra y que le dé un precio cerrado.
Ya solo le queda elegir el que más le interesa. Si sabe jugar bien se puede ahorrar hasta 100 mortadelos.

Espero que este artículo le haya abierto los ojos y le ayude a reaccionar ante estos percances que nos depara la vida, que repito, son menos frecuentes de lo que cree; eso lo saben bien los seguros que  lo saben vender con su toque dramático.

Jorge Martinez, técnico de mantenimiento

MÁS DE 100 VÍDEOS Y UN MONTÓN DE ARTÍCULOS PARA AYUDARTE A REPARAR LAS AVERÍAS DE CASA


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *